Críar = Creer

Este es un de esos textos que dan vueltas en esos grupos de mamás de apoyo, o de esa amiga “co-madre” que te manda en el momento justo cuando vos estabas con el ánimo en el piso, uno de esos textos que te da corazón pereré y que tu alma se alegra, que te recuerdan que fué la mejor desición de tu vida, lo mejor que te pasó y que en tus manos está el “ser” de este ser…para mí criar se trata de creer, de creer que lo vas a hacer lo mejor posible, creer en formar buenos seres humanos, en creer en tu par y en creer en vos, sobre todas las cosas.

LA ENORMÍSIMA TAREA DE CRIAR…
Parir no es lo mas difícil, aunque está dificilísimo en el sistema de asistencia actual. 
Aunque nos hayan condenado a parir con dolor. 
Aunque nos abusen sistemáticamente, no sepan quienes somos ni les importen nuestros bebés. 
Aunque haya obstetras, parteras, enfermeras macabros y los de neo sigan repitiendo como un librito que el mejor lugar del bebé es junto a la mamá, mientras se llevan al bebé lejos (pero no te preocupes que papá lo mira atrás del vidrio o lo escucha llorar detrás de la puerta que le cerramos en la cara), para realizarle prácticas que no son necesarias, mucho menos urgentes. 
Aunque te deje destartalada, parir no es lo más difícil. 
Aunque te transforme para siempre y no entiendas ya quien eras, y te aterre ver quien sos.
Amamantar no es lo mas difícil. 
Aunque duela: los pezones, la entrega, el juicio, el inconmensurable cansancio, las diferentes opiniones y que todos, todos, TODOS, estén opinando sobre tus tetas. 
Aunque haya muchiiiiisima gente desinformada dando consejos y armando torres de mitos de babel y leche. 
Aunque la mayoría de los pediatras no sepan nada de lactancia y en lugar de decirte que veas una puericultora te dicen que la teta es lo mejor, mientras te dan el cartoncito de nutrilon porque “no te angusties mami, estamos pensando en tu bebé, esto es ahora, cuando llegue a 4, 5, 20kg se lo sacamos y acá no paso nada. Lo importante es que vos estés bien para no transmitirle la angustia a tu bebe”. 
No, amamantar no es lo más difícil, ni lo mas cansador, ni lo más doloroso. 
Aunque no hayas podido en todo el día levantarte a hacer pis, y cuando lleguen tus amigas a verte te digan que si no te arreglas, tu compañero se va a ir con otra.
Arrullar cada dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, dia, noche, madrugada, hasta que se te acalambren los brazos, la espalda, la voz. 
No es eso lo más difícil.
Volver a trabajar no es lo más difícil. 
No, aunque se te llenen las tetas con leche y el corazón con agujeros. 
Aunque no puedas pensar y resolver conflictos porque hay un ser que te toma por completa y tu energía esta ahí con él. 
Aunque no duermas ni de noche ni de dia, aunque tu bebe empiece a enfermarse para tenerte a su lado, a cualquier precio, porque te ama y te necesita. 
Aunque sientas que nadie te entiende, aunque te quieras morir. Aunque te alivie dejarlo un rato en manos ajenas y después ese alivio te llene de culpas.
Las criticas, opiniones, no son lo más difícil. 
Aunque todos se crean que conocen más a tu bebé que vos. Aunque nadie te de una mano y solo juzguen tu deleznable papel de madre. 
Aunque cada vez que tu hijo sufre una pataleta, todos te miran como diciendo que ese es el infierno mismo. 
Aunque vos misma hayas querido salir corriendo algunas veces, y hayas llorado noches eternas hasta dormirte abrazada a tu bebé, pidiéndole perdón por ese desmadre, por ese dia, que fue tan duro y por suerte terminó.
Cocinar sano, actualizarte, elegir cuidador o escuela, la psicopedagoga, el pediatra, las abuelas, los amigos, el mundo entero no es lo más difícil. 
Ni la soledad de criar sin tribu. 
Ni que algunos papás aprovechen el gran caos para huir, ellos que pueden. News flash, vos también podes. 
Quedarte no es solamente muy importante, es un acto de amor y de enormísimo coraje.
Encontrarte con vos misma contra una pared, que tu hijo te devuelva el reflejo de quien sos, fuiste y nunca pensaste que ibas a ser, verte desarmada, desalmada, tremendamente sensible, poderosa y agotada, eso es lo más difícil. 
Entender que esta persona va a amarte sin importar las cagadas que te mandes, lo impaciente y adultocéntrica que seas, y que no va a dejarte pasar ninguna, eso es lo más difícil.
 Jugar: a los piratas, a las libélulas, a las princesas, a la heladería, al parto, a la doula, a noimportaquecosa, sin tiempo, sin celular, sin limite de abrazos, sin reglas, avergonzarse y ponerse en ridículo, sin importar el desorden, la casa, el trabajo, la comida. 
Encontrar tiempo para invertir, y hacerlo deliberadamente. Perder, por un rato largo la autonomía, resignar el deseo por un tiempo, entender que pasa pronto, caer en la cuenta de que estas criando a un ser humano, y que nadie te dice que es el trabajo mas importante de todos, y que pasen los dias y los meses y los años y que nadie te diga que lo estás haciendo bien, que tu hijo es perfecto, que muchas gracias, mamá, porque cada caricia, cada noche sin dormir, cada mamada, cada arrullo que parece invisible, esta construyendo futuro, un futuro amoroso y necesario.
Gracias a cada una de las mamás que conozco, que crían con conciencia. Gracias a nuestros hijos, enormes y pacientes maestros. 
Estamos haciendo lo mejor que podemos, cada dia, cada instante, por su libertad.
 
Autor: Julia Gentile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s